Llegan las recetas de verano, llega el salmorejo cordobés

Si hay un plato que apetece cuando comienza a hacer calor, ese es el salmorejo.

Una receta de sopa fría de origen andaluz, concretamente de Córdoba, de rápida elaboración y con un sabor muy refrescante que hará las delicias de grandes y pequeños. Además, es un plato versátil con su acompañamiento, ya que se le puede incluir jamón picado, huevo duro o incluso un chorreón de vinagre de Pedro Ximénez.

¿Quieres conocer la receta? ¡Nos ponemos manos a la cocina!

Ingredientes (4 personas)

Para elaborar este espectacular plato veraniego necesitamos:

Un kilo de tomates maduros (habitualmente se utilizar los tomates de pera).

1 diente de ajo.

150 gramos de pan con mucha miga (la cantidad de pan que se añade cambiará la textura final, por lo que, si lo queremos más denso, necesitaremos añadir más pan y habrá que utilizar menos si queremos que quede más suelto).

100 gramos de aceite de oliva virgen extra El Perdigón.

Una cucharada de sal.

Para acompañar al plato necesitaremos 2 huevos y jamón serrano o ibérico picado.

salmorejoElaboración del salmorejo cordobés

  1. Empezamos el plato por el acompañamiento. Así, primero ponemos a cocer los 2 huevos en un cazo con el agua suficiente para cubrirlos por completo. Con la temperatura alta y antes de que el agua empiece a hervir, introducimos los huevos. Una vez empiece a hervir, contamos 10 minutos, retiramos el cazo del fuego y quitamos el agua. Dejamos enfriar los huevos para poder retirar la cáscara fácilmente.
  2. Llega el momento de preparar el ingrediente principal del plato, los tomates. Para ellos, los lavamos, pelamos y cortamos en cuartos. Una vez hecho, los metemos en el vaso de la batidora y trituramos hasta que la mezcla sea homogénea.
  3. A continuación, lo pasamos por un colador y lo echamos en un bol para después incorporarle el pan troceado y removerlo, consiguiendo así que el pan se humedezca. Lo dejamos reposar unos 5-10 minutos.
  4. Trascurrido ese tiempo, incorporamos en el vaso de la batidora el tomate con el pan e incluimos el diente de ajo pelado y la sal.
  5. Se comienza a triturar todo y, una vez pasados 2-3 minutos en los que la mezcla tenga textura, se va incorporando poco a poco el aceite de oliva virgen extra El Perdigón, para que emulsione y quede perfectamente integrado con el resto de ingredientes.
  6. Una vez que la mezcla sea homogénea y tenga cuerpo, lo probamos y rectificamos de sal si hiciera falta.
  7. Dejamos reposar en la nevera al menos una hora.
  8. Para finalizar y una vez que el plato esté frío, pelamos los huevos y los lo añadimos, junto con el jamón, a la presentación final.
  9. Ya solo queda disfrutar de un plato sabroso, refrescante y saludable.

Si quieres conocer más recetas, podrás encontrarlas cada mes en nuestro blog. Además, encontrarás algunos de los ingredientes principales que necesitarás para elaborarlas, en nuestra tienda online.

¡Entra y conoce todos los productos!