Receta: Garbanzos con calamares

¡Hola a todos! Me sumo a este reto tecnológico-culinario proponiendo una receta muy

sencilla, pero a la vez peculiar, donde los dos ingredientes principales hacen un maridaje estupendo: garbanzos y calamares.

Receta garbanzos con calamares

Antes, aprovecho para presentarme, soy Marisol. Desde siempre me ha gustado todo lo referente a la cocina, pero es ahora cuando le estoy dedicando más tiempo y atención. Si algo tengo claro, es que si quiero un buen resultado en todas mis comidas busco calidad en los productos. La cocina de guisos tradicionales es la que más hago en casa, pero siempre le doy mi toque especial.

Gracias a la red estoy descubriendo un mundo apasionante que quiero compartir con todos vosotros. En otoño a todos nos apetece comer un buen plato de cuchara y, por ello, hoy os propongo elaborar un guiso de garbanzos con calamares.receta

Esta receta requiere un tiempo para su elaboración (yo suelo tardar sobre 1h y 30 minutos debido a que los garbanzos necesitan como una media hora de cocción) pero merece la pena la dedicación. Además, se puede hacer bastante cantidad y congelar para poder consumirlo otro día, queda buenísimo igualmente tras el congelado.

Ingredientes para 6 personas:

  • 500g de garbanzos El Perdigón
  • 1kg de calamar
  • Una cebolla grande
  • Un tomate
  • Un pimiento verde
  • Un pimiento choricero
  • Laurel
  • 2 cabezas de ajo
  • Una cayena
  • 3 clavos
  • Una pizca de sal y otra de pimienta
  • 150g de beicon picado
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • Un poco de pimentón
  • Un chorro de aceite de oliva virgen extra Perdioliva
  • Cominos

Elaboración:

  1. En primer lugar es importante dejar en remojo los garbanzos unas 24 horas antes de su uso en agua templada o caliente. Esto es importante porque evitará que durante la cocción la piel se desprenda del garbanzo.receta
  1. En una olla ponemos agua a calentar y, cuando arranque a hervir, echamos los garbanzos. Seguidamente añadimos el tomate, el pimiento verde, el pimiento choricero, el laurel y la cebolla. Un truco que yo uso es pinchar los clavos en la cebolla, de este modo es mas fácil encontrarlos. Dejamos a fuego medio-bajo todo esto durante 20 minutos.

 

  1. Mientras los garbanzos hierven, echamos en una sartén un chorrito de aceite y freímos las rebanadas de pan de molde reservando estas para más adelante. Este paso es opcional, yo lo hago para conseguir espesar más el guiso.
  1. En el aceite sobrante que ha quedado de freír el pan, añadimos el beicon junto con el ajo cortadito en láminas. Una vez esté todo dorado, incorporamos el calamar previamente picado en trozos. Mezclamos bien durante unos segundos e incorporamos esto a la olla donde se están cocinando el resto de ingredientes.

¡Continuamos con la receta!

  1. Una vez trascurridos los 20 minutos, sacamos el tomate, el pimiento verde, el pimiento choricero y la cebolla, dejando el resto de ingredientes que sigan cociendo en la olla. Los ingredientes que hemos sacado los pasamos a una jarra donde añadimos el pan que previamente habíamos frito, un cacito del propio caldo de la cocción (para que sea más fácil la trituración), la sal, el pimentón, la pimienta y los cominos al gusto. Después, trituramos todo con la batidora.
  1. Incorporamos lo triturado a la olla donde el resto de ingredientes siguen cociendo, mezclamos bien y, continuando con el fuego medio-bajo, lo dejamos hasta que el garbanzo esté blando. Este tiempo es relativo, cada garbanzo necesita un tiempo de cocción mayor o menor, en mi caso utilizo los de la marca “El Perdigón”. Siempre cocino con ellos porque su cocción es rápida, son muy untuosos en boca, de gran tamaño y la piel no se desprende con facilidad como sucede con otros.receta